El enigma del balance de carbono en la Amazonía

Print More

Publicado: 14 de septiembre 2018

Publicado por: El Espectador

La capacidad de captura de carbono de los bosques amazónicos depende de una compleja conexión entre el clima, el suelo y los árboles, pero a pesar muchas investigaciones, los modelos climáticos aún no han podido calcular realmente cuántos árboles tiene, a qué velocidad crecen y cuánto cambia su capacidad para capturar carbono.

La Cuenca del Amazonas contiene la selva húmeda más grande del planeta. Va desde el océano Atlántico hasta los Andes y se extiende por más de 5.6 millones de kilómetros cuadrados y 9 países.

Sus bosques contribuyen al 20% de los recursos hídricos del planeta, y el carbono que almacena su biomasa (entre el suelo y los árboles) es casi 10 veces las emisiones de dióxido de carbono del mundo, de gases de efecto invernadero. Es en definitiva un importante sumidero de carbono.

Sin embargo, su talento para capturar carbono parece haber disminuido desde la década de 1990 y los recientes eventos de sequía en 2005, 2010 y 2015 podrían haber revertido temporalmente el sumidero de carbono de la Amazonía. ¿Por qué pasa esto?

LEER MÁS AQUÍ

Comments are closed.